Nos encantan los libros y somos conscientes de lo mucho que nos han acompañado en nuestras vidas. Los libros son una fuente inagotable de información, pero también una fuente de inspiración. Los libros se adaptan a nuestras edades e intereses, y nos ofrecen a nosotros y a nuestros hijos una ventana a nuevos mundos, culturas, historias y aventuras fantásticas.

Como amantes de los libros y padres, queremos que nuestros pequeños compartan ese mismo entusiasmo, pero con la tecnología de hoy y las numerosas distracciones que existen ahora, es imposible no preguntarnos si nuestros hijos terminarán disfrutando de la magia que hay en el hecho de encontrar un libro fantástico y perderse en él.

La lectura aumenta su imaginación, les da información y les ayuda a aprender a concentrarse en una cosa y evitar distracciones, así que, ¿cómo hacemos que nuestros hijos disfruten de la lectura toda la vida?

Aquí están nuestras 5 mejores maneras de hacer que tus hijos adoren la lectura.

5 maneras de hacer que tus hijos lean

 

  1. Enseñar con el ejemplo

Nuestros hijos aprenden principalmente por imitación, lo que ven es lo que reproducen en sus etapas iniciales, si nos ven siempre revisando nuestros teléfonos o mirando una pantalla eso es lo que tomarán como hábito ellos también.

Así que lee, con ellos y alrededor de ellos. Elige historias para tus hijos que se ajusten a sus personalidades y las cosas que les gustan y deja que la magia de los libros haga el resto.

  1. Los libros son premios, no castigos

Muchas veces hemos visto a los padres o incluso algunos profesores usar la lectura como un castigo, o una tarea forzada que los niños reciben con molestia y tristeza. Recomendamos encarecidamente hacer todo lo contrario y utilizar los libros y la actividad de la lectura como un premio ante un buen comportamiento, una celebración o simplemente un momento feliz para disfrutar y relajarse. Si nuestros pequeños asocian la lectura a una situación positiva, lo más probable es que la disfruten para siempre.

  1. Comienza temprano

La lectura es una actividad que puede comenzar tan pronto como lo deseemos. Incluso en el vientre, algunos padres eligen comenzar a leer a sus futuros bebés para que se acostumbren a sus voces y la musicalidad de la lectura. Más tarde, los libros se pueden usar para calmarlos y a medida que crecen para mostrarles el mundo. Es importante leerlos con ellos incluso cuando todavía no pueden leer, para que se acostumbren a concentrarse y mirar las páginas del libro.

  1. Visitad la biblioteca a menudo

Haz que tus hijos asocien la biblioteca como un lugar donde ocurren cosas muy divertidas. Id a la biblioteca más cercana y consultad el calendario de actividades, es muy común encontrar actividades para bebés y niños pequeños, cuentos, historias bilingües e incluso actividades musicales.

A medida que crecen, es bueno mostrarles todas las posibilidades que las bibliotecas ofrecen hoy en día, cómo encontrar libros, y lo divertido que es elegir tantos como deseemos y llevárnoslos a casa por unos días.

  1. Crear e interactuar

Mientras les leemos, aunque sean pequeñitos, podemos preguntadles su opinión sobre lo que está pasando en el libro.

Hazlo divertido, pídeles que encuentren cosas en las ilustraciones de las páginas, emitan los sonidos de los animales y cambien las voces. Pero a medida que crecen y comienzan a leer por sí mismos, no dejes de leer con ellos, mantened esa actividad de vinculación y simplemente convertid esa interacción en reflexiones sobre lo que está leyendo, qué significa, qué haría en esa circunstancia que describen los libros … mantened viva la lectura.

Leer es una experiencia increíble para toda la vida, y lo bueno de esto es que solo se necesita un libro excelente, una historia que nos cautive para engancharnos al hábito de leer. Todos recordamos ese libro que nos hizo detenernos y adentrarnos completamente en una historia, incluso podríamos recordar quién nos dio ese libro y el rinconcito en el que nos sentamos para leerlo por nosotros.

Como padres, podemos ser la persona que les entregará ese increíble libro, y desde ahí siempre seguirán buscando la siguiente historia que les cambiará la vida.